Richard Dawkins y la Redefinición de Dios

Me llegó por correo una oferta de una revista “Free Inquiry” con una carta de Richard Dawkins que dice:

“Si usted vive en América, [EUA,] hay una buena probabilidad de que sus vecinos creen en lo siguiente: el inventor de las leyes de la Física y programador del código del ADN decidió meterse en el útero de una virgen judía, se hizo nacer, entonces deliberadamente se hizo torturar y ejecutar porque no se le ocurrió mejor forma de perdonar el robo de una manzana, cometido a instigación de una serpiente con voz. Como Creador del majestuoso universo que sigue expandiéndose, no sólo entiende la Gravedad Relativista y la Mecánica Cuántica sino que los diseñó él mismo. Aun así, lo que en realidad le interesa es ‘el pecado,’ el aborto, cuán a menudo vas a la iglesia, y si los homosexuales pueden casarse.”

Mi primera reacción es reírme con Dawkins de lo ridículo que suenan esas ideas … hasta que me acuerdo que, desgraciadamente, es un buen resumen de lo que se predica en muchas de nuestras iglesias.

No es asunto de responderle a Dawkins, sino de entablar un diálogo dentro de nuestras iglesias.

Primero, ¿qué estamos predicando? ¿Seguiremos siendo las iglesias del “NO”? ¿Es posible ser un cristiano que cambia continuamente? (¿Reformata Semper Reformanda?)

Segundo, tenemos que buscar nuevas formas de definir lo que por definición sobrepasa todo entendimiento.

La mayoría de nosotros no tiene problemas descartando la imagen física de Dios de la Capilla Sistina. Dios no tiene atributos físicos: no tiene ojos ni oídos humanos, no vive en un templo específico.

El problema es que tenemos muchas costumbres firmemente arraigadas que siguen viendo a Dios como un ente físico. En nuestras iglesias se ve a muchos levantar sus brazos en alabanza, como antenas hacia el cielo, como si Dios estuviera arriba. Hay la misma cantidad de “Dios” si apuntamos nuestros brazos hacia “abajo…” (El concepto mismo de alabanza lo tendremos que revisar otro día.)

Tenemos que conversar sobre cómo vamos a leer la biblia, que contiene muchas de esas imágenes. No tiene sentido que el Dios del Universo sea llevado dentro de un arca de batalla en batalla, en un planeta minúsculo de un sistema solar mediocre, en una galaxia que sólo es una de millones de galaxias. La imagen de un trono celestial no tiene sentido, a varios niveles.

Por mientras, la iglesia tardó cuatrocientos años en aceptar a Galileo. Apenas llevamos ciento cincuenta años desde que Darwin publicó sus ideas… Muchas iglesias, pareciera, le están pidiendo a sus creyentes que mientan, que nieguen las observaciones científicas que han visto con sus propios ojos, para defender un estilo de interpretación literal de las escrituras que dice que el universo solo tiene siete mil años de existencia.

Mi Dios es mucho más grande.

Mi nombre es Ricardo, Dios me ama, tal como soy. https://fundanon.wordpress.com/

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: