Reglas de Discusión

Esto lo escribí hace más de diez años, para otras conversaciones que tenía en aquel entonces.

1. LA VERDAD. Yo no tengo LA VERDAD. Usted tampoco. Con la ayuda de Dios, estas conversaciones tal vez nos ayuden a acercarnos un poco.
2. FE. A fin de cuentas, no puedo explicar mi FE. A veces mi fe es cambiada a través de LA RAZON. Pero es más a menudo que mis razonamientos son afectados por mi fe. Esto quiere decir que a veces no puedo aceptar premisas, hechos o razonamientos que van en contra de mi fe, no importa cuán ilógico o contradictorio le parezca a usted. Siguiendo la regla de oro, necesito respetar su fe de la misma manera que quiero que mi fe sea respetada.
3. DIALOGO. Tratare de presentar MI punto de vista de la forma más honrada que pueda. Tratare de oír SU punto de vista de la misma forma. Afirmaciones tales como “Dios dice…” o aun “La Biblia claramente dice…” no ayudan al diálogo. Ver el punto siguiente.
4. LAS ESCRITURAS. No importa su posición acerca de la doctrina de la inerrancia. (A menos que este sea el punto específico de nuestra discusión.) No importa cual versión o idioma usted prefiere. No importa si usted prefiere 66 libros o 79. Lo que importa es que lo que usted entiende de su lectura es SU interpretación. Es posible que otros creyentes, con toda honradez, lleguen a conclusiones opuestas basadas en la lectura del mismo pasaje.
5. DESACUERDOS. Desde el mismo principio de la iglesia hemos tenido la mala costumbre de tratar de apedrear o quemar a cualquier otro cristiano que no esté de acuerdo con nosotros. (El mismo Pablo tuvo que salir huyendo de Jerusalén.) Acusar a aquellos que no interpretan la biblia igual que nosotros de ser agentes de Satanás no es conducente hacia tener un diálogo constructivo. Habrán muchas conversaciones en las cuales no lleguemos a un acuerdo ni hoy ni el próximo año. Hay desacuerdos dentro de la iglesia de Cristo que llevan miles de años. Tenemos que poder aceptar que otros Cristianos, con las mejores intenciones, pueden tener opiniones distintas, sin ponernos a cuestionar su honradez, su salvación misma o su amor a Dios.
6. ERUDICION. Hemos sido bendecidos en estas conversaciones con individuos con un alto calibre de educación teológica, que nos ayudan a esclarecer algunos puntos con su información y sus análisis. PERO, en asuntos de FE, todos estamos por igual. Si Dios le habló a Balan por medio de un burro, ciertamente nos puede hablar por medio suyo y por medio mío.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: