Problemas con el Universo Joven.

Los problemas científicos son lo de menos. Veo por lo menos dos puntos que son claves para los Creacionistas: Inerrancia y Antropocentrismo.

INERRANCIA:
No es por accidente que los únicos que creen en un Universo de siete mil años son miembros de denominaciones protestantes que están aferrados a un estilo de interpretación Literal de la Biblia.

Es tan importante la Inerrancia Literal de la Biblia para estas personas que cualquier observación científica que ponga en tela de duda este concepto tiene que ser descartada de plano.

“No es mi estilo de interpretación lo que está equivocado sino todas esas observaciones científicas.” “Si admitiéramos que existe cualquier error en la biblia” dicen, “nuestra fe se desmoronaría.”

Las nuevas biblias Protestantes no tienen la última frase del Padre Nuestro (Porque tuyo es el Reino, el Poder y la Gloria…)

¿Cuántos desmoronamientos han ocurrido?

Aun entre los que creen en la inerrancia, no hay consenso sobre cuál es LA versión inerrante, o cómo traducir ciertos pasajes. Eso sin meternos al problema de interpretación. Tenemos miles de denominaciones protestantes por desacuerdos en cómo interpretar las escrituras.

“Bueno” -admiten ellos- “ninguna de esas discrepancias afectan las doctrinas principales.”

¿Le cambiaron el significado a “inerrancia”?

ANTROPOCENTRISMO:
Esta doctrina ha estado en retirada desde Copérnico, hace 500 años. ¿Cómo reconciliamos las historias del Génesis con una Creación, un Universo que no tiene a la Tierra –o al hombre- en el centro?

“Pero la historia de Adán es clave para creer en Jesús, “el segundo Adán.”

¿Cambiaron Juan 14:6 “Nadie viene al Padre si no es por Adán”?

“Padre Nuestro que estás en el cielo” ‘Cielo’ definido como un lugar encima del firmamento donde vive Dios, y desde donde nos está observando. Seguimos repitiendo esa oración a diario, aunque sabemos que Dios no está solo en el “cielo” sino que aquí, con cada uno de nosotros.

El concepto de un Dios creador de un universo de miles de millones de estrellas tiene apenas sesenta y dos años: no es hasta 1949 que por primera vez se pudieron ver en las observaciones del telescopio del Monte Palomar en California que existían estrellas en más galaxias que la nuestra, la Vía Láctea. El concepto de un Dios creador de un universo de miles de millones de galaxias tiene apenas treinta años.

Queda muy cómodo aceptar que el salmista sabía todo esto cuando dijo: “Los Cielos cuentan la gloria de Dios.” Carl Sagan decía que hay más planetas en el universo que granos de arena en todas las playas del mundo.

Aun así, los creacionistas nos piden que nos quedemos con el dios antropocéntrico que creo los cielos y la tierra exactamente como esta descrito en Génesis 1. O en Génesis 2.

El universo creado por mi Dios es más grande que los siete mil años luz que predican los creacionistas…

Como once mil millones de veces más grande.

Gracias a Andrés por esta animación interactiva que ilustra los tamaños a los que nos estamos refiriendo:
aquí

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: