El Mito del Relativismo

Ronny me pregunta: “…hablando de relativismo, ¿qué hacemos con la declaración de Cristo: ‘Yo soy el camino, la verdad y la vida?’”

Respuesta: Hacemos lo que todos los Cristianos hemos hecho desde tiempos inmemoriales… Interpretamos esas palabras de la mejor forma posible. Tratamos de entender esas palabras basados en lo que dicen los distintos evangelios y epístolas, escritos patrísticos, la tradición de la iglesia, historiadores y más. Aprendemos lo más que podemos de los idiomas originales, investigamos permanentemente todo lo que nos ayude a entender las culturas del Medio Oriente de esa época. Seguimos meditando de día y de noche, solos y con nuestros hermanos en la fe.

Y siempre, pidiéndole a Dios que nos guie, por supuesto.

PERO, considerando que tenemos Cristianos mucho más sabios que nosotros conversando sobre esto por años y años, que todavía no se ponen de acuerdo sobre lo que quiere decir “camino” sobre cuál es la “verdad,” y cómo debemos vivir nuestra “vida,” de nada nos sirve alegar absolutismo.

Los Cristianos no estamos de acuerdo sobre la doctrina de la inerrancia. No estamos de acuerdo sobre el canon. No estamos dispuestos a darle absoluta confianza a ninguna tradición eclesiástica. (Excepto la nuestra, tal vez.) No estamos de acuerdo sobre la Doctrina de la Expiación. Tenemos ideas distintas sobre el cielo, el infierno, sobre el pre-determinismo.

A veces creo que no hay una sola doctrina en que los seguidores de Cristo estemos todos de acuerdo.

Todo esto inspirado en la queja de Ronny de que no hay bases solidas, ¿qué opción queda?

Hoy día con el internet cualquier creyente puede investigar las distintas opiniones y averiguar que otras opiniones hay sobre lo que se dice en nuestras iglesias. Lo cual complica esto de afirmar que tenemos LA VERDAD.

En lo único que pareciera que si estamos de acuerdo es en cada uno de nosotros declarar que nuestras opiniones son La verdad, y que todos los que no crean exactamente igual que nosotros son relativistas.

No nos queda otra que creerle a nuestros hermanos cuando nos dicen que tienen una relación personal con Dios, que han experimentado un cambio radical en su vida. No nos queda otra que demostrar con nuestra vida misma el hecho de nosotros también hemos cambiado.

No nos queda otra que aceptar que todo esto es relativo, y que no podemos controlar a Dios.

Mi nombre es Ricardo. Mi pequeñita luz, no deja de brillar.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: