Posts Tagged ‘Critica Textual’

Como Controlar a Dios

13 febrero, 2011

Pregunta:

“Si como dices tú, ni tu ni yo podemos afirmar categóricamente que ‘La Biblia que mis expertos preferidos han escogido es LA versión oficial de Dios’, entonces, ¿qué alternativa tenemos?”

“Hay tantas iglesias, ¿cuál es la verdadera, cómo podemos saber que la iglesia a la que vas es LA verdadera iglesia…?”

No es la Biblia la que salva. Tampoco la iglesia.

En mi casa tengo como diez controles remotos. Son un síntoma de mi esfuerzo por controlar todo lo que toco. El número de relojes, alarmas, calendarios, y tanto más. La tecnología nos está dando, a un paso cada vez más acelerado, más control de nuestra vida, de nuestro medio ambiente, de nuestro futuro. O eso es lo que quisiéramos creer.

Hoy día estamos viendo al gobierno de los Estados Unidos que no haya qué hacer con la situación en Egipto, ya que no tiene ningún control sobre lo que está ocurriendo. Por mientras, lleva ya diez años en guerras tanto en Iraq como en Afganistán, insistiendo en que primero van a controlar la situación, antes de pasarle ese control a alguna persona de confianza… (Sueños de opio.)

Es casi imposible, para la mayoría de nosotros sencillamente soltar las riendas, abandonar nuestra ilusión de que tenemos control. (O que deberíamos tenerlo.) Lo mismo le pasó a Nicodemo y al joven rico. Los Fariseos querían controlar el favor divino por medio de reglas y costumbres.

Es casi inevitable nuestra obsesión con memorizarnos los libros que hemos declarado como sagrados y con cumplir los requisitos que los líderes de nuestras iglesias hayan inventado. Es paradójico que aunque la Iglesia Protestante predica una relación personal entre cada uno de nosotros y un ser infinitamente grande, La Iglesia todavía preferiría mantener el control, dictar como es que Dios va a hacer las cosas, aprobar los caminos que puede utilizar Dios para hablarnos a nosotros.

¿Qué ganamos si pudiéramos afirmar que la versión de la biblia que mi iglesia ha escogido es LA VERSION INERRANTE DE DIOS? (Y que mi iglesia es la IGLESIA OFICIAL DE DIOS.)

Ganamos control.

Muchos cristianos quisiéramos tener un control de calidad. Control sobre cuál es la Iglesia Correcta, la Biblia Correcta, las Doctrinas Correctas, la Vida Correcta.

Y Jesús nos dice: Es hora de vivir por Gracia y no por Leyes.

Dios se manifiesta en nuestras vidas a pesar de todos nuestros esfuerzos de control.

No es asunto de alegar que mi versión (y solo mi versión) es la versión oficial de Dios.

Nuestra alternativa es amar primero, preguntar después. Amar a Dios. Amar al prójimo.

Nuestra alternativa es buscar primeramente el Reino de Dios y su justicia en nuestro aliento, en nuestro corazón, en nuestros pensamientos.

Tenemos que oír, también, lo que Dios nos dice a través de nuestros hermanos, la iglesia, lo que han escrito otros, sabiendo perfectamente que ninguno de nosotros tiene LA VERDAD ABSOLUTA, y que no nos queda otra que oírnos entre nosotros, humildemente, buscando esa chispa divina que Dios ha puesto en cada uno de nosotros. (“Mi pequeñita luz, no deja de brillar.”)

Favor no tomar mis palabras como si yo estuviera redactando una nueva ley. Es mi opinión. Es la inquietud que Dios ha puesto en mi corazón. Juntos, tal vez, podamos acercarnos un poco más a la Voluntad Divina. Citamos mucho 2Tim3:16 “Toda escritura tiene el aliento de Dios.” Pero ignoramos que Dios le dio Su Aliento a Adán, y por consiguiente a nosotros mismos.

Tenemos que poder leer las escrituras (cualquier versión) sin convertirlas en un ídolo. Dios nos habla a través de cualquier versión de la Biblia o a través de cualquier cosa. Tenemos que poder buscar a Dios en cualquier iglesia. Dios no es sordo. Dios nos oye sin importar si estamos en la iglesia más “correcta” o la más “equivocada,” en campo santo o en el rincón de una cantina.

La iglesia Católica Romana trata de predicar la AUTORIDAD DE LA IGLESIA. Para eso tratan de demostrar una línea de sucesión apostólica que viene del Apóstol Pedro mismo. El problema es que esa línea de sucesión tiene más huecos que un colador.

La Iglesia Protestante –para llevarle la contraria a la Iglesia Católica- trata de basarse en la AUTORIDAD DE LA BIBLIA. El problema es que no hay forma de separar la biblia de la tradición de la Iglesia (Católica.) Y a lo más que podemos llegar es a una aproximación de los originales -que no tenemos.

No estoy sugiriendo botar ni las biblias ni las iglesias, por muy imperfectas que sean. Lo que estoy sugiriendo es que son solo instrumentos imperfectos que Dios usa para guiarnos. Si no hubieran biblias, si no hubieran iglesias, hasta las piedras clamarían.

Nuestra fe se basa en vez en una experiencia personal, totalmente subjetiva.

Es hora de pasarle el control remoto a Dios.

Mi nombre es Ricardo. Dios me ama tal como soy.

Anuncios

Crítica Textual

30 enero, 2011

Esta semana Enrique publicó una serie de seis artículos echando pestes en contra de la Critica Textual y en contra de las Sociedades Bíblicas. Pareciera ser un esfuerzo más grande que solo un pastor, pero Enrique todavía no me ha contestado mis preguntas sobre sus fuentes. A continuación adjunto una versión de mi carta a Enrique.

Enrique,

Primero que nada, concuerdo contigo que nuestra primera prioridad es anunciar a Cristo.

Me preocupa que en tu esfuerzo por atacar la “Alta Crítica,” creo, estás confundiendo a algunos de tus lectores/oyentes. Me preocupa porque necesitamos mantener nuestra credibilidad a la hora de predicar las Buenas Nuevas de Cristo.

Dices: “No hay ninguna razón fundamentada para dudar de la veracidad de la Biblia.”

¿A cuál Biblia te refieres? ¿La de 66 libros? ¿La de 79 libros? ¿Cómo decidiste eliminar el Didache de tu Biblia?

La contestación lógica es que todos dependemos de expertos para ayudarnos en esas decisiones. A todos nos encantaría poder afirmar categóricamente que la biblia que tenemos en nuestras manos es LA VERDADERA PALABRA DE DIOS, que nos cayó del cielo. Desgraciadamente ese no es el caso.

Expertos cristianos llevan miles de años debatiendo versículo por versículo de miles de manuscritos, tratando de discernir -con la ayuda de Dios- cuál es la versión (de cada versículo,) más fiel a los originales. (Los originales que no tenemos.)

Una cosa es decir “Me gustan más estos expertos que aquellos.” Pero ni tu ni yo podemos afirmar categóricamente que “La Biblia que mis expertos preferidos han escogido es LA versión oficial de Dios.”

La realidad no es tan clara. Cualquier versión bíblica en donde hay más de un experto, resulta ser una mezcla: Hoy escogemos ciertos pasajes escogidos por los expertos ABC, y otros pasajes escogidos por los expertos DEF, pero los expertos cambian de opinión con el transcurrir de los años, a como se descubren nuevos manuscritos. Sería un poco más claro explicar esto, en vez de arriesgarnos a ser piedra de tropiezo para los creyentes que en el transcurso de su investigación bíblica averigüen la verdad de cómo se crean las versiones específicas. Ejemplo: Lutero quería quitar los Macabeos del Antiguo Testamento, así como Hebreos, Santiago y Apocalipsis del Nuevo Testamento.

No nos queda otra que depender de expertos para decidir cual canon escoger, cuales manuscritos, cuales traducciones y cuales interpretaciones.

II Timoteo 3:16 “Toda escritura es inspirada…” se encuentra en la Biblia Ortodoxa, la Biblia Católica, la Biblia Protestante, la Biblia Siria, La Biblia de los Mormones, y hasta en la Biblia de los Testigos de Jehovah. Y ahora, en las versiones publicadas por las Sociedades Bíblicas. Cada uno de los seguidores de esas Biblias quisiéramos alegar que “toda Escritura” incluye solo la versión específica que nuestra denominación ha escogido.

Si no podemos creer en las versiones que publican las Sociedades Bíblicas, ¿Cuál versión de la Biblia es la que has decidido es la VERDADERA Palabra de Dios? ¿Basado en cuáles expertos?

Hermano, con base en mis comentarios arriba, te pido que reconsideres tu aseveración: “No hay ninguna razón fundamentada para dudar de la veracidad de la Biblia. Las teorías “científicamente comprobadas” acerca de errores o cambios en la Biblia, no tienen en realidad ninguna evidencia histórica en su favor.”

Tenemos Antiguos Testamentos que se basan en La Septuaginta y Antiguos Testamentos basados en el Texto Masorético. Tenemos también Nuevos Testamentos con el Didache. Estas no son Biblias de una que otra secta. Son millones de Cristianos los que han encontrado a Cristo Jesús, Señor Nuestro, a través de sus páginas. Es muy posible que tu y yo tengamos opiniones distintas sobre varias doctrinas, pero estoy seguro que ambos creemos en el concepto de La Iglesia Invisible, en donde no importa la denominación específica (y por consiguiente el canon específico,) de los que lo adoran a Dios en Espíritu y en Verdad.

Lo cual le daría mucho más importancia a nuestra relación personal con nuestro Salvador que a una discusión entre expertos sobre cuál es LA versión sin errores.

Bendiciones,

Ricardo
https://fundanon.wordpress.com/

Esperando una señal: